Garantía

Garantía

La garantía por defectos de fabricación para joyas en oro, plata y otros materiales es de tres (3) meses. No cubre el desgaste natural que sufre el producto con el uso, ni los daños originados por mal uso del mismo, tales como:

  1. Sumiduras
  2. Reventada de cadena o pulsera
  3. Ruptura de una piedra
  4. Daños originados en la joya por contacto con: sudor, cloro, agua salada, productos químicos, productos de limpieza, maquillaje, agua caliente, perfumes, cremas y lacas
  5. Cambio del estado natural de la piedra preciosa o semipreciosa

Las joyas en oro blanco requieren de un mantenimiento periódico (Rodinado) para conservar el brillo y el color. El rodinado con el uso, contacto con cremas, perfumes y jabones tiende a perderse, lo cual no es un defecto de fábrica del producto y por lo tanto no lo cubre la garantía.

Las joyas con baño en plata y baño en oro con el uso, contacto con cremas, perfumes y jabones tiende a perderse, lo cual no es un defecto de fábrica del producto y por lo tanto no lo cubre la garantía.
Las joyas esmaltadas, las perlas, el coral y la turquesa son especialmente sensibles a los golpes. Las perlas vienen pegadas, por lo cual se recomienda no mojarlas para que el pegante perdure. La garantía no cubre rotura de las piedras, ni despegadas de las perlas.
Las joyas con piedras sufren deterioro del engaste con el uso normal, cuando se golpean o rozan, ocasionando que las piedras se suelten, lo cual no es un defecto del producto y no está cubierto por la garantía.